sábado, 12 de mayo de 2012

DÍAS SIN TÍTULO




  (Introducción)

Algunos días se me enojan las palabras, como discípulos rebeldes arrebatados de la nada. 
Son días sin título que simplemente pasan. 
Y pasan en un cruce de espadas entre verbos sin nombre y nombres que se han dormido en el reverso de la almohada. 
Algunos días se me antoja que es de noche cuando despunta el alba y le cierro los ojos al fulgor de la mañana. 
Trepo entonces la escalera del olvido
buscando los hilos con los que bordar mis sábanas 
¡Ay! 
¡Qué fragua alimentará esta  ausencia de su vacio en mis brazos, cuando de repente le despido!  … 
Y ya no está, ya se ha ido . 
¿De qué color pinto entonces el cielo, cuando un pájaro de acero  me lacera dentro,  al tiempo que se alza en vuelo y se lleva, bajo el surco de sus alas, lo que yo más quiero?  
 ¿Cómo sofocar el doloroso latido de cada grieta abierta en esta desagradecida distancia, silencio en el silencio?   
Y yo, yo aquí … mi ángel…¡Tan lejos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.