jueves, 13 de enero de 2011

CRÓNICA

... Vagué por las calles del desconcierto bebiéndome los amargos silencios que me vaciaban por dentro. No recuerdo cuando tomé la carretera que me llevaba a ninguna parte , pisando a fondo el acelerador esperando que en alguna parte estuviera el olvido . ¡Era todo tan confuso! Recuerdo la música rompiendome los tímpanos para acallar los ruidos del alma, para no dejar sentir los latidos desacompasados del corazón subiendose por la garganta... En algún momento volvió el silencio .... y creí haber muerto. El dolor del impacto entre amasijos de hierro me volvió de regreso ... ¿A dónde es que fuí? ... ¡Aun no lo sé!, se que algo de mí se perdió mientras fuera comenzaba a llover.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.