viernes, 28 de enero de 2011

DE ESA SOLEDAD INCIERTA

DE ESA SOLEDAD INCIERTA

Apenas un pálpito, luego silencio.
Cruza por la mente el fulgor de una idea,
mientras un hilo de cordura
traza el límite con la locura
y me sostiene a pié firme en la tierra.
De esa soledad incierta
donde todo pasa y todo queda
con la levedad de un minuto
que establece la diferencia…
y dónde sólo el suspiro resta.
Como un desafío,
 al corazón llega la niebla.
Apenas un pálpito, luego silencio,
y de esa soledad incierta
en el  alma el destierro, luego silencio.


¿Por qué escribo yo de dolor y desencanto?
Porque no preciso volver la vista para escuchar el llanto.

2 comentarios:

  1. A ti Dama Incierta,
    Dama Incierta en tu Saber
    Incierta en tu Don y en Tu Ser
    Cierta en Ti sin saber.

    ResponderEliminar

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.