jueves, 5 de julio de 2012

SOLO PRECISO DE UN INSTANTE


Sólo preciso de un instante
para convertirme en aire
y entonces puedo…
Puedo elevar el silencio
 hasta su cima más alta.
Un pensamiento es imagen, palabra,
el roce de un destilado interno
que adviene dotado de alas.
Será entonces por eso
 que pensarte forma parte
de un misterio
que emerge, súbitamente de la nada,
ubica lugares y momentos,
y como madreselva
tupida y osada
se enreda y se nutre
con pedazos del alma.
Sólo preciso de un instante
 para convertirme en agua,
ser la corriente que en tu océano
se acopia, se exalta,
 dulcemente agua
dulcemente salada.
Solo preciso de un instante,
cuando me fundo en el cauce
de tu cuerpo, de tus ganas,
para remansarme en tu aliento.
Un instante en el que llego.
Llego, llego …
Llego para desvanecerme  
en la tibia arena blanca.
Tierra de fuego. Tu playa.

3 comentarios:

  1. Bueno, entiendo en ello que te gusta mucho lo que escribo. Gracias por leer y por comentar.
    Un afectuoso saludo.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.