miércoles, 28 de noviembre de 2012

EL SILENCIO DE LA LEONA





Pierde su mirada en el horizonte,
y envuelve en silencio, un brote íntimo
que anclado a su vientre …  protegerá.
Pasos sigilosos en  tierras áridas
de almas desiertas. Son austeridad.
Obcecadas en clavar uñas. Desgarrar.
En el camino, una corriente de agua
enmudece en requiebro la palabra,
porque el amor tiene por voz  latido,
y el latido no se rige, sólo … va.
Y va, transitando el caudal del alma
a donde quiera llevarle su palpitar.
Horizontes, colinas talladas en cristal,
rúbrica de sábanas, en un pacto de piel.
Colinas,
y  tras ellas, el blanco de  la nieve,
que con mirada cálida y tenue,
en el cofre del silencio, ella, atesorará.
Envuelta en algodones de silencio
se hace caracola en el mar,
bruma sosegada y quieta
que la boca sedienta de su sangre,
no puede dentellar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.