viernes, 20 de junio de 2014

DIALOGOS CON EL RELOJ - V - AHORA...

Fotografia: de A.Freile


….Y ahora,
 pasados tres veces los ciento cincuenta días del águila,
 no sé de dónde  llega esta paz que me invade en ondas y sin más,  
 obra de forma sencilla en las notas y los versos 
que componen las estrofas, de este poema que soy…
        Ahora… 
Los minutos se deslizan suavemente, 
como finas gotas de lluvia trasparente
que acarician cada pliegue de piel
y colman,calman y sacian su sed.
 
Ahora… 
Respiro despacio, como si cada soplo fuera el último…
Como si cada suspiro lanzado al aire
fuera un latido escapado no recuperable...
Comprendo que amar en vano es inevitable,
pero amar... es algo tan grande!
que me da pena de aquellos
que no han amado nunca...
No existe mayor pobreza
ni más triste existencia.
 
Ahora…
Ahora...
Ahora...
 El arrullo de la  hierba bajo mis pies desnudos mientras camino, 
el abrazo íntimo sobre mi cuerpo desnudo del caudal del río, 
el trinar de los pájaros al despuntar el alba 
y el azul... tan azul, del infinito… 
Me dicen, me hablan… Yo... mi... me… conmigo.  
(Dama de seis)

2 comentarios:

  1. Extraordinario texto... Es como una dulce inmersión en tu alma. Dices bien: "no hay mayor pobreza ni más triste existencia" que aquélla de los que nunca han amado. Pero no es ese tu caso, mi querida Dama de Seis. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Ja,ja,ja.. No , no es mi caso, Rafael y de ello me alegro. Tienes la gran habilidad de leer entre líneas y conducirte un poco más allá de la mera palabra escrita. Esa particularidad es, precisamente, la que delata al verdadero poeta. Doblemente gracias .
    Abrazos.

    ResponderEliminar

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.