viernes, 15 de agosto de 2014

DORMÍA



Dormía, apaciguada por el tenue rumor
de la lluvia golpeando  las ventanas.
Y mientras dormía,
en sueños me preguntaba,
cuántas lunas de inquietud
habrían deslizado sus dedos
sobre el desnudo de mi espalda…. 
(Dama de seis)



Dormía,
yo dormía,
mecida el alma en el murmullo del agua
que suavemente azota el río en curso 
mientras pasa sobre su quebrada.
Dormía,
 y la corriente me arrastraba
de engañosas brumas velada
hasta el vértigo del abismo
que fractura la tierra  y la desgarra.
Allí, en ese punto enherbolo
vi el infame reflejo de su cara…
Mitad espectro, mitad fantasma
extinguido en una lágrima
que el río lleva, en bruma blanca,
al filo del precipicio
que se derrama en cascada…
(Dama de seis)

 

 Pero a fin de cuentas...
Y qué es, una lágrima? ...
Mas que otra gota de agua
que por el ojo, del alma escapa.
(Dama de seis)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.