sábado, 4 de octubre de 2014

MOMENTOS mínimos ….






I)                    Me atrapa el mar en su infinito, como el desmadejamiento que acae tras un cúmulo de  ideas galopantes que, toman en asalto los recodos dormidos de la ausencia. Todo se sucede en una guerra de tronos entre la inexorable razón  y la sinrazón que el corazón gobierna, parte y desaparte de la propia existencia.  
**********
II)                 Sentir el murmullo plácido del agitado palpitar de las hojas que se mecen al viento,  me sosiega. Confundo el negro de mis pupilas en el oleaje nocturno que rompe su oscuro  para  rendirse, dócil,  en las rocas. Y es paz.  Paz en la serena quietud con la que contemplo países, mares,  tierras… Horizontes que se funden en océanos y mareas…
**********
III)             En la bahía,  una vez  disgregada de la muchedumbre que me ha absorbido todo el día como a una partícula, hallo  el remanso íntimo. El espacio de un pensamiento mínimo. Absoluto. Una verdad ciega que flota en el aire y que se respira, como la niebla.  Será porque más allá de las palabras y los silencios que se alzaron batiendo alas para hacerse grito…  Estoy yo… Será.
Y  será, que si acaso, por un instante, tomara verdadera conciencia de mi existencia… Si acaso… por un instante, en mi mente… Siempre Tú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.