martes, 25 de noviembre de 2014

PAISAJES ALTERNATIVOS I

                                                   Fotografia de A. Freile



Pasos acompasados. 
Suspiros en miradas encontradas que se alzan tímidos entre los destellos de nieve blanca. 
Latidos que se vuelcan en la boca para enmudecer las palabras. 
Aquellas que por no ser,  no son y se vuelven innecesarias. 
A manos tendidas las almas heridas aún se duelen, frágiles en su dolor. 
Amasan en coágulos la sangre que aún les brota 
en la brecha abierta por quien se otorgó,
 porque sí,   
 un derecho que no le pertenecía, 
tomó su intimidad y la violó, 
sin entender ni comprender más allá de su propio yo.
… Y todo cabe en el blanco silencio mientras nieva.
 El vuelo del águila. 
La sonrisa cómplice de quienes contemplan. 
El olvido que perdona. El recuerdo que no olvida.  
 La lágrima que esboza los trazos  de un sentimiento puro 
ultrajado… 
Y la sabiduría de quienes heridos de muerte comprenden, 
que aquello que no te mata, 
te hace más fuerte.  
(Dama de seis)




2 comentarios:

  1. El reciente retiro te dejó estas impresiones en el alma... Parece que la nieve fuera un libro en cuyas blancas páginas todo puede escribirse. Un abrazo, Antonia.

    ResponderEliminar
  2. Así es ,Rafael. La nieve me recuerda a los folios en blanco. Cada paso en la nieve deja una huella, como la palabra escrita en una página nueva, emborronada quizá por una emoción. Pero cuando todo es blanco... es un comienzo, un punto y a parte... Otro principio sin un final.
    Besos, amigo.

    ResponderEliminar

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.