sábado, 8 de noviembre de 2014

TE QUIERO SIEMPRE

Fotografia de Edgar Nevini Freile


Te quiero siempre,
cuando sale el sol,cuando llueve…
 
  Es tu ausencia
dolor insondable,
insoluble, inacabable.
Daga silente que lacera
con el pulso insolente
de los sin tierra.

Te quiero siempre,
desde ese  instante
que tu corazón vibrante
hizo eco en mis latidos
y se hizo tu sangre
de mi sangre,
tu carne de mi carne.

Te quiero siempre,
por la fragilidad con la que caes
 de aquello que ignoras,
de aquello que sabes
en  tus ojos verdes
y piel de armiño,
mi niño grande, mi niño, niño …

Te quiero siempre,
Grites o calles
tu  dolor dormido…
Lloro cuando  lloras,
y cuando ríes, rio.
Si olvidas, olvido.
Te quiero siempre
mi niño grande, mi niño, niño.
(Dama de seis)



2 comentarios:

  1. Un poema que desborda ternura... Pero es natural, con el corazón que tiene detrás. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Rafael. Que nunca nos falte la ternura necesaría para estremecernos y despetar nuevas emociones en el corazón- Sin ternura, el alma se vuelve un desierto espinoso y hostil .
      Abrazos.

      Eliminar

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.