jueves, 8 de octubre de 2015

Mañana te contaré un cuento, hoy : TODO DUERME...





Todo duerme, menos el verde brillante de las hojas
 que emerge, bajo el chapoteo dulce del agua.
Se deja sentir húmeda, la bóveda del tiempo en los arboles,
tatuajes rugosos que, trepan por el leve de sus ramas
en nudos ancestrales y plausibles décadas pasadas.

Todo duerme, menos esta brisa que sabe a noche.
Este aire que suave se cuela por la ventana,
¡Tan lleno de hierba y tierra mojada!…
¡Tan lleno de dedos  sobre la piel  olvidada!…
¡Tan lleno de pétalos, fletando sus bordes!

Todo duerme.
Duermen los sueños sobre la almohada…
El agua que se acuesta en los cristales y los empaña.
Se duermen las lágrimas de los duendes
sobre nenúfares de terciopelo y nácar.

Y todo duerme.
El perfume de la aurora. El sol de mañana.
Cerrar los ojos... Todo duerme.
¡Es hermoso habitar este silencio que me abarca,
abrazar  el alma que, empapada de lluvia … baila!
Y Duerme. Todo duerme .Y esta noche… ¡Llueve!

Dama de seis

4 comentarios:

  1. En medio de la lluvia abrazas a tu alma. Y en medio del silencio a ti misma te recobras. Un poema de pulsión impecable e íntima. Muy tuyo. Y por lo tanto muy auténtico. Besos para la dama de Seis.

    ResponderEliminar
  2. Tu lectura se ajusta minuciosamente a lo que he querido expresar. Gracias. La autenticidad es lo que nos hace distintos, así que... Que nunca perdamos esa autenticidad, mi querido Rafael.
    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Nada duerme...mientras tu poesía nos llena el alma.

    ResponderEliminar

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.