sábado, 26 de septiembre de 2015

PAISAJES ALTERNATIVOS III: MEDIA LUNA DE OTOÑO





Como fósforos incandescentes, las luces de la media noche, se prenden sobre el  húmedo de las aguas, y allí, danzan etéreas.
Un parpadeo de notas musicales se estrena en las pupilas, y entre destellos, la pleamar se torna una
 marea de candilejas flotantes, que van exhalando salitre y brea de matices fulgentes, sobre sus aguas quietas. 
Los haces de luz, a penas dejan intuir, sin acabar de desvelar, las corrientes que sin duda,  se agitan en el fondo…Una  profundidad contenida en el dique que, humildemente, con uno de sus brazos, sostiene a los arcos del puente y sus fanales… Y llega, despacio,  el susurro del agua batiendo sosegadamente su oleaje de penumbra, junto a un barco que zarpa a mar abierto, rumbo a cualquier parte,  alma “aliante” (1)  que extiende alas y va… con un sombrero de luna.

Agua.
Agua que se respira.
Agua noctambula en bruma,
que se evapora y se condensa 
y envuelta en nubes, vuela.
Agua.
Agua evaporada
que  lejos de cualquier playa,
se derrama en gotas de lluvia.
Agua.
Agua salada, nocturna
en el mar y en la lagrima…
 batiendo en la roca, espuma.
Agua.
Tanta, tanta agua en el mar.
Ahora,
 Mar adentro va la estela del verano,
 porque las estaciones se van sucediendo,
y a poco, llegará también el invierno
al que no ha de faltar abrigo de esperanza,
ni el fuego vivo de los sueños…  
Al son de la vida,
ese baile que nunca cesa,
sólo cambia la melodía,
o cambia  de orquesta.

Es  un guiño de esa  luna a mitad que, en medio a un festival de claros y sombras, 
se aprieta al otoño, en tanto que teje con hilos de plata,  paisajes evocados del recuerdo… 
Otras ciudades… Otro tiempo… 
o el campanilleo de los enamorados atrapando sueños en sus dedos, lo que me devuelve el pensamiento de algo, que aún llevo clavado en el sepulcro del silencio.  

Y es que “Amor”,
“Amor” no es  palabra, es verbo.
El tiempo a su paso
siembra el sosiego.
Acuarela nocturna esta media luna de otoño…
Satélite rutilante de ciudades y paisajes…
Luces del presente que acarician los recuerdos.

Dama de seis 
(1) Aliante : Palabra que procede del italiano, significa "planeador".

4 comentarios:

  1. Impresionante acuarela pintada con tus palabras... Lo bordaste, Antonia. Era exactamente como lo dices, y yo puedo dar fe. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay panorámicas que se presentan como un regalo en las pupilas, se impregnan en la retina y allí permanecen... Destapando recuerdos, creando sensaciones. Y ésta es una de ellas.
      Gracias por tus palabras, amigo . Abrazos.

      Eliminar
  2. Caramba. Te felicito, Antonia. Lo leía y te oía recitar. Muy bueno. Plas plas plas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien, gracias por ese aplauso, José Luis. Me alegra que texto y poema hayan sido de tu agrado y que de vez en cuando te pases por aquí.
      Un abrazo.

      Eliminar

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.