miércoles, 30 de noviembre de 2016

NO ME LLLAMES FUERTE


Fotografía de Edgar Nevini 



No me llames fuerte
porque no oyes el grito que araña 
esta latomía que me guarda.
No me llames fuerte,
si me hice en silencio impenetrable
tan azul en bruma e impalpable,
a veces brisa a veces  aire …

No me llames fuerte  
porque no derribas mi muralla
y sigo cautiva de silencios
en mares abiertos sin esperanza…
Más fuerte nos parece  la roca
y la lluvia con frágiles gotas
 la modela y le cambia la forma.

No me llames fuerte  
cuando ignoras que viento me azota
o qué océano bate en mí sus olas.
Yo no soy fuerte,
Yo sólo soy … sola.
 

Dama de seis

2 comentarios:

  1. Impresionante poema, en su desnuda belleza. Detrás de esa bruma azul, atravesando esos mares abiertos... se adivina la autenticidad del ser.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Rafael, doblemente agradecida, porque como es habitual en tí, atraviesas esos mares abiertos que delimitan las letras y alcanzas entre líneas lo que se adivina más allá.
    Un abrazo de poeta a poeta.

    ResponderEliminar

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.